“¡MANDA HUEVOS!…MÁS A MENUDO”

“¡MANDA HUEVOS!…MÁS A MENUDO”

 

 El huevo es un alimento con excepcionales cualidades nutricionales. Sin embargo, ha sido denostado durante mucho tiempo al relacionarse estrechamente, debido a su contenido en colesterol, con la incidencia de enfermedades cardiovasculares. Actualmente, eximido de la acusación de ser un factor de riesgo frente a la hipercolesterolemia, empezamos a descubrir sus numerosos beneficios para nuestra salud.

 

PROTEÍNAS DEL HUEVO

 Por su elevada calidad y biodisponibilidad (capacidad que tiene nuestro organismo de aprovechar los nutrientes) la proteína del huevo es considerada la proteína patrón de referencia, ya que contiene todos los Aminoácidos Esenciales para cubrir las necesidades nutricionales en todas las etapas de nuestras vidas.

EMBARAZADAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES: Favorece el desarrollo del feto, del bebé lactante y el crecimiento en la infancia y la adolescencia.

DEPORTISTAS: Su función de construcción y mantenimiento de los tejidos, entre ellos el músculo, hace a la proteína del huevo muy apreciada para los que desarrollan una gran actividad física. Un aumento en la ingesta proteica o su suplementación a base de preparados dietéticos se asocia a una ganancia en la masa y la calidad del músculo.

PERSONAS MAYORES: Ayuda en la prevención e incluso a revertir la pérdida de masa corporal (sarcopenia), asociada a la edad. Esto mejora la movilidad, la actividad física y en definitiva la calidad de vida.

 Es importante saber que las proteínas de la clara del huevo no se digieren totalmente por nuestro organismo si se consume cruda. Al cocinarla, la digestión es total y se aprovechan todos sus componentes.

 

“¡MANDA HUEVOS!…MÁS A MENUDO”

GRASAS DEL HUEVO

 Efectivamente el huevo posee un gran aporte de colesterol (un huevo mediano aporta 186mg de colesterol, lo que equivale a un 62% del consumo diario recomendado). Pero la ciencia nos ha evidenciado en recientes investigaciones, que no está demostrada la relación del consumo de huevos con la hipercolesterolemia. Sino que más bien se apunta como responsable al tipo y cantidad de grasas que tomamos en la dieta, especialmente referidas a las grasas saturadas y las “trans”.
Normalmente los alimentos de origen animal con alto contenido en colesterol, aportan además muchas grasas saturadas, este no es el caso del huevo, que contiene una equilibrada relación entre ácidos grasos monoinsaturados , poliinsaturados y una mínima parte de saturados. Esta equilibrada relación entre ácidos grasos saturados e insaturados favorece la reducción del LDL (colesterol malo) y el aumento del HDL (colesterol bueno).

 

VITAMINAS Y MINERALES

El huevo contiene todas las vitaminas excepto la C y minerales tan importantes como Zinc, Selenio, fósforo, Hierro y Calcio.

VITAMINA B12: Indispensable para el desarrollo normal del sistema nervioso, la médula ósea y el correcto funcionamiento del tracto gastrointestinal. Muy complicada de conseguir en las dietas vegetarianas estrictas (veganas) pues se encuentra principalmente en alimentos de origen animal. En cambio, consumir huevos, es una de las mejores opciones para los ovo-lácteo vegetarianos de conseguir el aporte necesario de esta vitamina.

VITAMINA D: Necesaria para el mantenimiento y salud de los huesos.

VITAMINA E: Para una piel sana. Ayuda a nuestro cuerpo a regenerar la piel y combatir el envejecimiento.

VITAMINA A: Importante para la visión, sistema inmunológico y la reproducción.

VITAMINA K: Interviene en la coagulación de la sangre (previniendo hemorragias internas) y colabora en el metabolismo de los huesos.

COLINA: Papel fundamental en funciones relacionadas con la memoria y la atención (recientes estudios la investigan como tratamiento en la enfermedad de Alzheimer) , y muy conveniente para la alimentación de mujeres embarazadas, ya que facilita el correcto desarrollo del sistema nervioso central del embrión/feto, junto con el ácido fólico.

CAROTENOIDES: luteína y zeaxantina, ayudan a disminuir el riesgo de padecer trastornos oculares como las cataratas y la ceguera.

 

“¡MANDA HUEVOS!…MÁS A MENUDO”

 Para concluir debemos decir que no todos los huevos son iguales. Por supuesto aquellas gallinas criadas en libertad, exentas de hormonas, antibióticos o parásitos, proporcionarán los mejores huevos. Sin embargo los huevos del “súper” siguen siendo una buena opción para nuestra mesa, por su precio, su versatilidad de cocinado, y sus magníficas propiedades como alimento funcional.

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies